Flor de sal 125 Sal de Añana
  • Flor de sal 125 Sal de Añana

FLOR DE SAL (ESCAMAS) estuche 125 g SAL DE AÑANA

Pedido por
  • Unidades
  • Cajas 24 uds

Este producto no se puede pedir por unidades sueltas, solo por cajas completas

Escamas de sal pura producidas artesanalmente en el Valle Salado de Añana. La flor de sal es el acompañante perfecto de los platos de carne.

La flor de sal de Sal de Añana tiene una textura crujiente y un aspecto laminado resultado de su particular proceso de elaboración.



Las flores se originan al comienzo del proceso de cristalización, cuando se forman sobre la superficie de la salmuera unas láminas finas e irregulares que son cosechadas manualmente.

Las láminas de flor de sal, además de producirse en un entorno paisajístico y patrimonial privilegiado, se caracterizan por su gran capacidad para potenciar el sabor de los alimentos, lo que provoca que sean muy apreciadas en la alta cocina.

Zona de origen
Salinas de Añana - Álava
Formato
caja con bolsa de 125 g de flor de sal
Unidades/Caja
24

CATÁLOGO DE LA MARCA: Distribución de Sal de Añana

Somos distribuidores en Madrid de Sal de Añana, sal  de manantial purísima  en diferentes formatos de sal mineral y flor de sal. 

Las salinas de Sal de Añana son de las más antiguas del mundo, produciéndose en ellas sal desde hace más de 6.000 años.

Están situadas en el Valle Salado de Añana, lugar muy singular en la provincia de Álava, a unos pocos kilómetros de Vitoria, con unas instalaciones que proceden de la antigüedad y que actualmente se han renovado y modernizado para producir sal pura mineral de altísima calidad.

La producción de Sal de Añana tuvo una gran importancia en tiempos pasados pues la sal era un producto valioso, aunque ahora pueda parecer raro, dados sus bajos precios, pero hay que tener en cuenta que era el producto más utilizado para conservar los alimentos y no había muchas otras alternativas.

Las primeras referencias históricas vienen del antiguo Imperio Romano y su mayor auge estuvo en la Edad Media, para tener una fuerte recaída en la primera mitad del siglo XX debido a la menor demanda, la fuerte competencia de otras instalaciones salineras españolas e internacionales y a la escasa renovación y mantenimiento de las instalaciones.

En los últimos años del siglo XX es cuando renace el interés por las salinas del Valle Salado de Añana, se modernizan y renuevan instalaciones y se les un gran impulso tanto en la producción de sal como en la mejora y promoción del entorno paisajístico tan singular en que se encuentran.

La producción de la sal en las salinas de Añana es similar a la de las salinas marinas, con grandes eras en la que evapora la salmuera para dejar al descubierto la sal pura. La gran diferencia es el origen de esa salmuera, que no viene obviamente del agua del mar actual sino de enormes yacimientos minerales que se crearon en épocas muy pretéritas a partir de los océanos que cubrían grandes zonas y que fueron evaporando y luego siendo tapados por otras capas minerales.

En la actualidad, las lluvias traspasan las capas minerales de sal y producen múltiples manantiales de agua salada que es la que se recoge para la producción de esta sal mineral tan pura, mucho más que cualquier otra obtenida por otros medios, y que conserva todos su minerales. La Sal de Añana ha obtenido multitud de premios y reconocimientos nacionales e internacionales por su gran pureza y calidad.