Vino Senda 2014

8,60 €
Impuestos incluidos
Extraordinaria garnacha de Gredos en este vino que sorprende por su elegancia y gran personalidad
Cantidad

Acceso para profesionales

El vino Senda de la bodega Las Moradas de San Martín es uno de los buenos ejemplos (a un precio razonable) de las nuevas garnachas de Gredos.

Se elabora con garnacha de viñedos centenarios de parcelas en los aledaños de la vertiente sur madrileña de la Sierra de Gredos, que han existido en la zona desde hace siglos pero que hasta hace poco no eran nada valorados, solo para graneles, y que en la actualidad han tenido una evolución espectacular gracias al buen cuidado de algunas bodegas como la de Las Moradas de San Martín.

Tiene una crianza de diez meses en barrica de roble francés de diferentes usos y tamaños.

El vino Senda es muy fresco y afrutado y resulta mucho más fácil de beber que lo que se solía achacar a los vinos de garnacha, tradicionalmente tachados de "peleones". Es una buena recomendación para acercarse al mundo de los nuevos vinos de Garnacha de Gredos con un precio muy adecuado, que dista mucho de las barbaridades que se están pidiendo por otros vinos similares de la zona.

Senda no es seguro el mejor de estos vinos, pero sí que nos da una idea muy buena de lo que se puede esperar de estas garnachas centenarias.

Tipo de vino
Tinto crianza
Añada
2014
D.O.
Vinos de Madrid
Uva
Garnacha
Crianza
10 meses
Guía Peñín 2018
90
Volumen en cl
75

Las Moradas de San Martín es un novedoso proyecto de vinos basados en las variedades autóctonas existentes tradicionalmente en los suelos graníticos de las estribaciones de la Sierra de Gredos en el municipio madrileño de San Martín de Valdeiglesias.

 

Dichas variedades autóctonas son la blanca Albillo y sobre todo la tinta Garnacha, que es con la que se elaboran la mayoría de los vinos de Las Moradas de San Martín, bodega que está haciendo un gran esfuerzo por la recuperación de los viñedos centenarios de Garnacha que se vienen cultivando tradicionalmente en la zona desde hace siglos.

 

Es muy importante el impulso que se ha dado en los últimos años a las Garnachas de Gredos, con varios ejemplos muy significativos de vinos muy bien valorados y con un gran potencial, entre los que hay que incluir sin duda a los vinos de esta bodega.

 

La bodega de Las Moradas de San Martín se encuentra rodeada de viñedos centenarios de Garnacha y trabaja artesanalmente sus vinos siempre con un respeto máximo por el medio ambiente.