Banquetes gourmet para bodas: ideas para una organización delicatessen

Banquetes gourmet para bodas: ideas para una organización delicatessen

  Recetas con productos gourmet

Con la pedida de mano comienza para toda pareja el emocionante proceso de organizar un boda. Como toda gran celebración requiere de un banquete, pero no de uno cualquiera. Las modas han cambiado y ahora lo que se impone son los banquetes gourmet. Te damos algunos consejos para que organices uno con productos de máxima calidad.

 

Ante una boda hay que dosificar el tiempo y una de las cuestiones que se debe atender otorgándole la importancia que merece es la organización del banquete de bodas.

Las tradicionales comidas de entrante, primero y segundo plato están dejando lugar a elaborados catering gourmet donde lo importante no es la cantidad, sino la calidad de las propuestas gastronómicas. Ha llegado el momento de sorprender a los comensales con delicias que disfruten con todos sus sentidos. Sin duda, el mejor recuerdo en un día tan especial.

 

Banquetes gourmet de degustación, una tendencia al alza

 

 

Una alternativa a la tradicional comida de después de la ceremonia es organizar una degustación con productos delicatessen, protagonizando así banquetes gourmet donde originalidad y sabores únicos se dan la mano.

Toda una pasarela de pequeñas degustaciones que los invitados disfrutan a lo largo de toda la celebración. Puedes optar por hacer un banquete distendido con los invitados de pie o en sillas esporádicas u optar por colocar algunas mesas con surtido de delicias al centro.

Si quieres una boda diferente alejada de convencionalismos, puedes organizar un catering gourmet con los populares food trucks que se están poniendo de moda y son muy originales en un enlace conyugal. Algo que casa muy bien con conservas y productos delicatessen con los que elaborar exquisitos platos dignos de los mejores banquetes gourmet.

 

Qué no puede faltar en un banquete de boda con un toque delicatessen

 

 

Desde hace un tiempo es habitual que, mientras los novios se hacen algunas fotos y atienden a los invitados, se sirvan entrantes originales para abrir el apetito. Depende de la zona en la que se realizan los banquetes gourmet se deben incluir una serie de elementos esenciales.

El marisco es uno de los indispensables en los catering gourmet. Su tradicional presencia ha ido evolucionando permitiendo incorporarlo al menú con varias presentaciones. Desde luego una mariscada de cocedero es exquisita, pero una boda permite arriesgar.

Algunas de las sugerencias que nos llegan de los más prestigiosos catering gourmet es la presentación de marisco en conserva. Una forma fácil, fresca y diferente de degustar un producto de siempre con sabores nuevos.

También hay que atender a la procedencia de los novios. Si alguno de ellos es de un puerto de mar, no puede faltar el pescado. Las conservas del mar ofrecen a los banquetes gourmet excepcionales oportunidades de saborear un producto tratado artesanalmente y presentado en recetas que destacan su sabor.

En verano, el menú degustación de los banquetes gourmet debe apostar por productos de temporada. Una forma diferente de refrescar el menú son los jardines comestibles en miniatura. Se trata de macetas en las que se ofrecen productos de la huerta que se toman al natural y directamente con todo el sabor de lo recién recolectado.

 

Alternativas a los platos fuertes

Hay quien no concibe los banquetes gourmet de boda sin la presencia de un plato de carne o pescado. En ocasiones es verdad que son indispensables. Sin embargo, estos platos no están reñidos con los productos delicatessen y se pueden incluir en los catering gourmet. Sí puede ser interesante hacer un alto con un refrescante sorbete, como el de limón al cava que cuenta con innumerables incondicionales.

El deseo de los novios en todo banquete gourmet que se precie, además de sorprender a los invitados, es que nadie se queda con hambre, especialmente cuando los productos que se sirven son de excepcional calidad como merece la celebración.

Una opción diferente pero que cada día gusta más es sustituir los platos fuertes por una sucesión de tapas gourmet. Esta alternativa servirá para degustar sabores diferentes, aportando un guiño de originalidad en una de las pocas ocasiones en las que se tiene la oportunidad de destacar con la calidad por leitmotiv.

 

El dilema del postre

 

   

 

Cuando los banquetes comienzan a visualizar su fin, llega el momento dulce de la celebración. A estas alturas de la historia hay partidarios acérrimos de la tarta nupcial y contrarios convencidos.

Desde luego, la fotografía de los recién casados cortando la tarta es una postal única que toda pareja de novios se merece, pero la repostería ha evolucionado mucho, junto con los catering gourmet.

Una degustación de postres con sorbetes, tartas, helados y algo de fruta fresca dejan un sabor refrescante y da la energía que requiere el baile posterior. Además de ser uno de los momentos preferidos por los invitados.

La combinación de platos gourmet como degustación y alternativa al tradicional menú de una boda aporta un toque diferente a celebraciones que por suerte se amoldan a los nuevos tiempos.

Lo importante es la calidad del producto, que sea tratado con esmero y que la presentación sea acorde a la singular ocasión. Y no olvides apostar por unos detalles delicatessen de boda. La guinda a un día inolvidable y delicioso.

 

¿Te animas a romper las reglas de un banquete tradicional de boda? No lo dudes y comparte tus ideas.

 (0)