Vino crianza, reserva y gran reserva: Características y propiedades

Vino crianza, reserva y gran reserva: Características y propiedades

  Vinos y bebidas

La crianza del vino tinto en barrica de roble le aporta nuevas propiedades que en general mejoran sus características. Explicamos las diferencias entre un vino joven, sin nada de envejecimiento, frente a un vino crianza, con un tiempo de estancia en roble, y un vino reserva o gran reserva, con mayores períodos de envejecimiento.

 

El vino crianza es el más vendido en cuanto se refiere a vinos tintos de calidad con envejecimiento en barrica de roble, habiéndole ganado totalmente el terreno, y más con la crisis económica, al vino reserva y no digamos al gran reserva, casi inexistente en el mercado, aunque obviamente el vino joven sigue siendo el más consumido en términos absolutos, sobre todo por su precio pero también por su característico sabor frutal y más representativo de la uva con la que se ha elaborado.

 

Propiedades que aporta la crianza al vino

El paso del vino por la barrica de roble le aporta una serie de características que en general son muy buenas para el vino tinto y para algunos blancos.

El contacto del vino con el roble permite una micro-oxigenación a través de la pequeña porosidad de la madera, mediante la que el vino gana en antioxidantes y se estructura mejor, consiguiendo con ello:

• Los taninos se suavizan. Por ello los vinos que tienen crianza son más “amables”, mucho más agradables de beber.

• Aportación de aromas de la madera. Aparecen nuevos aromas en el vino que bien ensamblados le aportan una gran riqueza aromática, tales como vainilla, tostado, chocolate, caramelo, humo, café, etc., que mejoran sus cualidades organolépticas.

• Capacidad de almacenamiento. Los vinos con envejecimiento en roble se pueden mantener mucho más tiempo almacenados sin perder características, e incluso mejorándolas en los primeros años de guarda.
A mayor tiempo de envejecimiento en roble se consigue una mayor capacidad de almacenamiento del vino, de tal modo que el vino joven se recomienda consumirlo en el primer o segundo año, el vino crianza se puede mantener muy bien unos años y el vino reserva y gran reserva se puede mantener mucho más tiempo.

 

Fases de envejecimiento del vino con crianza

Hay dos fases claramente diferenciadas y que cada una tiene su importancia para diferentes propiedades del vino:

Crianza de vino en barrica

• En barrica: fase oxidativa. Las pequeñas cantidades de oxígeno que penetran a través de la madera modifican mediante métodos naturales la estructura química de algunos componentes del vino.

Es un proceso lento en el que el roble va aportando sus propios taninos y sus aromas, que se van integrando con los del vino.

Crianza de vino en botella


 • En botella: fase reductora. Aquí no entra nada de oxígeno, salvo mínimas expresiones a través del corcho, y en esta fase los diferentes elementos del vino se combinan entre sí, con lo que el vino se “afina” y se estabiliza, redondeando sus aromas con la evolución en botella sin oxígeno.

En el envejecimiento en botella es donde los grandes vinos adquieren toda su elegancia y complejidad, siendo por tanto una fase muy importante de la crianza de los vinos tintos.

 

Tiempos de crianza de los diferentes tipos de vino tinto

Cada una de las Denominaciones de Origen de vinos españoles ha fijado unos tiempos mínimos de envejecimiento en roble y en botella para los diferentes tipos de vino crianza, vino reserva y vino gran reserva.

La Ley española de la Viña y del Vino fija unos mínimos comunes para todas las Denominaciones de Origen, aunque luego estos mínimos pueden ser superados por algunas de ellas. De hecho, los vinos de Rioja y los vinos Ribera del Duero tienen unos tiempos mínimos de crianza mayores que los de la mayoría de las Denominaciones. Para el vino tinto, los mínimos legales son:

• Vino joven

Es el que se embotella justamente después de su/s fermentación/es, sin paso por barrica. También se le conoce como Vino del Año o Vino de Cosecha, y es un vino muy frutal que no se debe conservar mucho tiempo. Consumir en el primer o segundo año.

Vino crianza, reserva y gran reserva 

• Vino crianza

Según los mínimos de la Ley española, tiene un envejecimiento mínimo de 2 años, de los que al menos 6 meses deben ser en barrica de roble. Las D.O.s de Rioja y Ribera fijan en 12 meses el tiempo mínimo en barrica, pero hay muchas otras D.O.s que se acogen a los 6 meses mínimos de roble. Pueden tener una vida de entre 5 y 10 años, en función del tiempo de envejecimiento y de las condiciones de almacenamiento.

• Vino reserva

Tienen un envejecimiento mínimo de 3 años, de los que al menos 12 meses han de ser en barrica. Tienen una vida más larga que los vinos crianza.

• Vino gran reserva

Envejecimiento mínimo de 5 años, de los que al menos 18 meses han sido en barrica. Son vinos muy especiales, a los que solo se dedican cosechas que sean muy buenas. Bien conservados pueden tener una duración muy larga.

 

Otros vinos tintos sin clasificación

Entre muchos enólogos se está generalizando la práctica de no etiquetar los vinos como Crianza, Reserva o Gran Reserva, para así tener libertad de tenerlos en barrica el tiempo que en cada caso consideren más adecuado en función de las características de la añada, las condiciones de la vendimia, el tipo de las barricas, etc.

Así, tenemos muchos grandes vinos de Denominaciones de Origen muy prestigiosas en los que no aparece si son o no crianza o reserva, solo aparece el año de la cosecha. En estos casos de vinos tintos sin clasificación, en la contraetiqueta suele indicarse el tiempo de envejecimiento que han tenido.

Además de lo anterior, que está muy extendido, también hay otra “clasificación” no recogida en la Ley española y que es muy utilizada en algunas Denominaciones, que es la del vino Roble o Semi-crianza, que es el que ha tenido un paso por barrica inferior al mínimo establecido para el vino crianza, con lo que no es estrictamente ni vino joven ni crianza, sino un intermedio, con características intermedias a las de estas dos clasificaciones.

 (0)